Abrazando tu sensibilidad

Personas altamente sensibles

2015-04-30 16.26.43

¿Sientes todo en una manera muy intensa y especial? Alegría, incomodidad, bondad, hostilidad, nervios, olores, sabores…y un largo etcétera.

¿Te saturas en un corto tiempo porque estás a todos los detalles de tu alrededor, por toda la información que recibes? ¿No solo de lo tangible si no de lo invisible?

No creas que eres raro. Has podido sentirte como alguien que no encaja en lo que te rodea, que no muchas veces estás conforme, que las cosas que no te gustan realmente te molestan y te hacen sentir incómodo así como palabras malsonantes y duras de digerir. Así como también sentir tus lágrimas brotar frente a un paisaje, un animal, una flor, una buena conducta de alguien…te hacen sentir una alegría y emoción que riega todo tu ser.

Elaine  Aron, investigadora, profesora de universidad, psicoterapeuta, novelista y PAS, a la que debemos el descubrimiento de este rasgo, es autora del best seller El don de la sensibilidad (traducido en español), The Highly Sensitive Child, The Highly Sensitive Person in loveThe undervaluedself, entre muchos otros. Continúa su trabajo y  este verano del 2015 dará a la luz una película documental: The untold story: Sensitive. La intención de este documental es el reconocimiento de nuestro rasgo, no solo para los PAS, sino para el público en general, así como para los profesionales del sector.

Somos de un 15 a un 20 % de la población con esta característica, la alta sensibilidad. Se debe a nuestros genes como una estrategia a nuestra supervivencia. Es decir, una cuidadosa observación antes de actuar, de tomar una decisión. Que en algunos casos resulta una ventaja y en otros no lo es, debido a que procesamos mucha información a la vez y ésto nos conduce a una actitud de duda e inseguridad. Duda e inseguridad que  se crea con el fin de no fallar, para acertar, para dar con la solución correcta, la que encaja, la que se adapta, la…perfecta.

La alta sensibilidad se confunde en la mayoría de los casos con timidez, inhibición, debilidad y ser “demasiado” sensibles. Pero tiene su propio nombre y su explicación.

Después de veinte años de estudios, trabajo y esfuerzo de muchos investigadores, científicos, personas como tú y como yo que emplean su tiempo personal en la realización de blogs y páginas webs para  darse a conocer, para entendernos más los unos a los otros, para ayudar y para decirnos que no estamos solos, comienza a tener su propio reconocimiento.

Agregaría que, lamentablemente no hay mucha información en español. De EEUU nos llega mucha información al respecto, aunque sigue siendo algo un tanto desconocido. Pero si tu inglés es bueno, te daría un empujón para que curiosearas los muchísimos artículos que ya existen, así como libros que puedes conseguir a través de Amazón. Investigaciones no solo para adultos sino para niños. Y en esto último me siento sumamente agradecida por la labor que muchos papas estás haciendo por nuestros niños. Creando conciencia, porque hemos crecido con la sensación de ser imperfectos, raros, de no ser “normales” y de estar equivocados COMPARÁNDONOS con el resto. Y esa sensación, ese prejuicio, esa creencia se desvela como equivocada.

Karina Zegers de Beijl es PAS y Coach Personal , imparte encuentros, talleres y conferencias en España. A ella la debemos que el concepto de la alta sensibilidad se conociera en España. Escribió un libro recientemente, Vivir desde el corazón, donde a través de su experiencia define como las PAS se relacionan con el mundo, resaltando los aspectos positivos que nuestro rasgo conlleva.

Como colofón a su esfuerzo e insistencia nace un documental, Sensibilidad al trasluz, llevado por la mano de La 2 de televisión. Documental emitido en febrero del 2015, en el cual por primera vez en español  se expone y se explica, de una manera genérica, la alta sensibilidad.

A raíz de ello, se crea a través de Meet up, un grupo de personas altamente sensibles en Madrid y Barcelona inicialmente. Los cuales se reúnen para charlar, conocerse y realizar actividades acordes a nuestro rasgo.


Y no es etiquetar. Es diferenciarnos para reconocernos, para encontrarnos a nosotros mismos.

¿Qué sucede con el resto? ¿El 80% de la población? A pesar de mi pesimismo, he visto como algunas personas con sensibilidad más “moderada”( los no PAS) lo aceptan. Y aunque no lleguen a entenderlo, respetan nuestras necesidades, creen en lo que sentimos y con respeto y buenos sentimientos creo que podemos ayudarnos mucho. Y que nos necesitamos los unos a los otros.

 Así pues elaboro este blog para compartir el día a día de una persona altamente sensible. Su realidad: en esa dimensión que sólo nosotros (los sensibles) podemos conectar y fundirnos en nuestra percepción y el sentir. El de ayudar a no sentirnos extraños, el de “normalizar” nuestro rasgo.

Aviso: no soy terapeuta, ni coach, ni profesional de la salud. Soy una mujer y una mamá sumergida en esta andadura: la de ser altamente sensible.

Es la primera vez que me sumerjo en este mundo de bloggers, pido disculpas por presentarlo todavía “en obras” pero estoy aprendiendo a cómo utilizar cada herramienta.

Que tengáis un apacible día.

Las etiquetas

 

…y sobre los niños altamente sensibles iniciando el cole, en el cole??? Qué hay? Qué experiencias habéis tenido y/o tenéis?
yo soy PAS y mis dos hijos también.
El mayor, con 4 años, no quiere ir al colegio… lo está pasando fatal y nosotros también y buscando cómo ayudarle…

Inicio esta nueva entrada con este comentario que me dejó una lectora.

En respuesta a dicha pregunta diría que quizás hay niños que no se sienten en armonía con lo que ven, con lo que se hace o con lo que escuchan en las aulas y que  por sentir más intensa y profundamente, eso hace que refuerce más su idea negativa de ir al colegio. A estas alturas del colegio si tu hijo sigue rechazando la idea de no querer volver es porque algo está pasando que no está encajando con su manera de sentir.

Mi hijo empezó a ir al colegio en este curso. El principio no fue nada fácil. Sufría. No hablaba en la clase, se tragaba el llanto, no interactuaba de ninguna manera, solo estaba al lado de la profesora como único referente de un adulto. Cosa que llegó a incomodar mucho a la profesora y se alarmó de tal comportamiento. Yo enseguida, me di cuenta de lo que ocurría por ser mi hijo PAS. Y en especial, porque el año anterior había estado en la escuela Waldorf  por las tardes y fue otro mundo, pero OTRO MUNDO.

Este nuevo sistema de la enseñanza pública no encajaba para él. Muchos niños, mucho ruido, todos desconocidos, muchas horas, mamá y papá no estaban,todo nuevo…un cao interno hacia tanta inestabilidad emocional a edades muy tempranas. Pasado unos meses mi hijo se relaciona con todos los niños de su clase y no para de jugar con dos amigos preferidos que tiene. Ahora la profesora se queja de que no para de jugar y no le hace caso. Y a la vez, de que sigue siendo muy tímido. Ya ves, viendo problemas donde no los hay.

Imagino que ya habrás preguntando a tu hijo cuáles son las razones de por qué no le gusta ir al colegio. Quizás preguntas como: ¿Qué ha sido lo que más te ha gustado del colegio hoy? ¿Y lo que más te ha aburrido? ¿Qué niños se han portado bien en la clase hoy? ¿Y qé niños no se han portado bien? ¿Con quien juegas en tu clase? ¿te gusta tu maestra? ¿qué te dice la maestra cuando quiere hablar contigo? Quizás sus respuestas os puedan orientar a clarificar donde está lo que le incomoda, disgusta o aterra.

Yo siempre fui muy partidaria de la enseñanza Waldorf. Sé que no todos los bolsillos se lo pueden permitir. Pero si yo pudiera no lo dudaría como bien hice el año pasado. Un entorno más reducido y con una enseñanza más liberadora. Si como padres ya no sabéis como enfrentar el problema yo no dudaría en cambiarle de colegio y dependiendo de la situación de cada uno quizás otra opción sería que no asistiera al colegio hasta los seis años. No todos los niños tienen que estar preparados a esa edad para empezar el colegio.

Espero que no sea tu caso, pero muchos padres de niños PAS nos encontramos con el conflicto de las etiquetas. Diagnosticándose diversos síndromes, mal comportamiento, tendencias a…..por ser sencillamente altamente sensibles.

Lamentablemente hoy en día es la moda de las etiquetas. Parece que muchos profesionales se aburren de lo ya “sabido” y cada poco tiempo aparece un nuevo síndrome de algo, una nueva enfermedad…todo enfocado en los niños.

Entre nosotros los adultos, está más asumido, que Juanito sea tímido, que Matilde sea muy extrovertida, que a Pepito le guste más salir a la montaña y que a Rita le convenga más irse al centro de la ciudad. Lo vemos normal, ¿no? ¿Y por qué en los niños no se ve tan normal?

Que un niño tenga mucha energía y necesite mucha actividad donde poder darle salida es ya un problema. Que un niño tarde más en hablar o que no quiera relacionarse tanto con los demás niños es otro problema. Que un niño, como mi hijo, sea más tímido y tengas que llegar a él de otra manera es otro problema (según su profesora). Que los niños sean como son parece un problema lo mires por donde lo mires.

Parece que los adultos queremos hijos fáciles. Es decir, hijos que nos dejen nuestro espacio para seguir haciendo las mismas cosas que hacíamos antes, sin ellos. Tener silencio en nuestra casa, la tranquilidad…que cuando salgamos a la calle se vaya con cualquier niño del parque como si nada, que le encante el colegio y que actúe como un soldadito porque así lo exige el sistema, no vaya a ser que tú hijo tenga un problema de los que mencioné anteriormente. Y por supuesto, que se lleve bien con todos los niños y todos los adultos, que además tengan que sonreír a la primera extraña que se le acerca en la calle y le dice cualquier cosa.

Traslada todo esto a tu vida de adulto. Que en tu vida haya perfección, que te hables con todo el mundo al pasar por la calle y que además tengan que gustarte. Que adores tu trabajo, que ni te plantes pensar ni marcar tu carácter. Que a todo digas si. Que no plantés ningún problema no vaya a ser que te tachen de rebelde, raro, antipático….No pasa tanto con los adultos, ¿verdad? Pero con los niños pasa y mucho. Y es debido a la INCAPACIDAD de muchos adultos, en especial de profesores, de no saber llevar ni llegar a estos niños. De que no hay tiempo suficiente para enfocar en ellos detalladamente y ver cuáles son sus necesidades, descubrir a esa personita que está por crecer. Que tiene tantos talentos para ofrecer al mundo y tanta luz.  Más allá de las etiquetas.

 

 

 

Feliz Año 2016

 

Quería desearos un Nuevo Año lleno de conciencia, de conocimiento, sin tabúes, de aceptación, de sabiduría interior…de crecimiento personal…de respeto.

Poco a poco se está logrando. Paulatinamente y en silencio se están creando más redes que nos acercan más los unos a los otros gracias a internet. Estamos viendo como el concepto de PAS trata de hacerse un sitio. Como el concepto de personas introvertidas lo busca igualmente.

Asimismo,  hallazgos  sobre los desórdenes de la personalidad tales como sociopatías y narcisismo nos revelan un mundo que ha permanecido oculto dando lugar a mucho sufrimiento de personas inocentes (padres narcisistas, parejas, compañeros de trabajo con sociopatías, abuso emocional, maltrato psicológico cultural…todos aquellos temas que de cara a la sociedad pareciera políticamente incorrecto hablar de ellos). Dichos estudios nos han proporcionado el autoconocimiento y  la recuperación de muchas almas. Tales declaraciones han mostrado una revelación personal y  paz interior. El por qué de tu vida, el por qué de tus circunstancias, sentimientos, pensamientos, hechos…

Muy despacio se van creando otras vertientes de psicología holística que ayudan a tratar diferentes rasgos de la personalidad.

En algunos países queda mucho por decir, por ofrecer conocimiento…pero sigilosamente nos vamos conociendo y somos más. Eso es lo que importa. Ver todo el recorrido.

Queridos PAS y no PAS, gracias por vuestras visitas en mi blog. Quiero dedicar más tiempo a exponer más situaciones PAS, pero como bien sabéis, exigirme a mi misma cuando apenas tengo tiempo, me lleva a cierta inquietud que hace que todo lo de mi alrededor salga afectado emocionalmente.

Muchas gracias por estar ahí. En siete meses, desde la creación de mi blog, he obtendio 1200 visitas…y eso me complace increíblemente.

 Feliz Año 2016

 

Nuestros hijos altamente sensibles.

Quisiera empezar esta nueva entrada con un vídeo. El de la realización de un libro para niños altamente sensibles que se publicará en el invierno del 2015. Gracias a Leila Boukarim. Un trabajo increíblemente maravilloso. Estoy muy ilusionada con su proyecto.

My Quiet Adventures - Picture Books for Highly Sensitive Children - All Too Much for Oliver

Un libro que no pretende “corregir” la sensibilidad-según palabras de Leila. No solo sería imposible sino desafortunado. Nuestra meta es intentar y dar a los niños, con alta sensibilidad, personajes e historias con las cuales se puedan identificar. Para animarles e inspirarlos. Para poder vencer las situaciones difíciles.

ps://www.youtube.com/watch?v=nazjow7p4XY&feature=youtu.be

Al igual que los adultos, un niño altamente sensible se sitúa de un quince a un veinte por ciento entre los demás niños. Nacidos con un sistema nervioso más alto y más “despierto”, consciente y por tanto más rápido para reaccionar a todo. Se agobian con más facilidad debido a altos niveles de estimulación. Por ejemplo, no todos los niños se lo pasan bien en las fiestas, no todos se sienten cómodos rodeados de mucha gente y mucho ruido. No a todos les gusta la misma diversión y muchos prefieren la compañía de una o dos personas adultas donde se sientan seguros y a salvo, de todo aquello que les rodea y que sientan que se les viene encima por su alto nivel de empatía.

Mi hijo es altamente sensible e introvertido. Ayer fuimos a una fiesta de cumpleaños de uno de sus amigos. Era en una casa. Eramos bastantes. Puedes hacerte una idea de una situación así: padres-adultos hablando, niños de tres años jugando y hablando con su tono de voz tan particular…algunos desconocidos para mi hijo en una casa que suele frecuentar tan solo con su amigo y sus papás. Demasiado. Estuvo pegado a mi con su mano abrazada a la mia. A medida que pasaban los minutos se fue introduciendo más en el grupo de juego infantil y participando más con todos los niños. Me encanta verle ilusionado, a veces sorprendido por las cosas que otros niños hacen (observándolo todo) y que, a la vez, tanto le divierten.

Podemos ver a algunos de nuestros niños altamente sensibles con cierta complejidad: más activos, emocionalmente más intensos, demandantes y persistentes, mientras otros son más calmados, introvertidos, obedientes y más fáciles de conformar.

Lamentablemente en nuestra sociedad, en especial en países donde el rasgo sigue siendo aún un desconocido, muchos de los padres y profesionales de la educación siguen etiquetando a estos niños de tímidos, reprimidos, miedosos, asustados, consentidos, llorones…calificativos que hacen que se desate una furia en mi interior. Muchos de ellos tratados con TDAH. Muy injusto.

Creo en especial, que lo que un niño altamente sensible necesita es mucha mucha comprensión. Aceptación de sus sentimientos. Dejarle sentir y acompañarle en su sentimiento, ser su apoyo. Necesitan sentirse apreciados. De lo contrario en su madurez dará lugar a depresión, adiciones y ansiedad.

A medida que crecen intentarán cambiar pero no podrán y se sentirán más solos, aislados y avergonzados. Ellos tienen mucho que ofrecer al mundo. Me encanta cuando mi hijo se admira por todo, cuando todo lo pregunta, la importancia que le da a las cosa bien hechas mientras que yo ( a veces por las prisas) las desatiendo.

Cuando algo debe ser corregido necesitas hacerlo con mucho cuidado y cariño, para evitar su ansiedad y su vergüenza ante el fallo. Nada de gritos, nada de “perder los nervios”, eso hace que aumente su ansiedad y una manera de reaccionar puede ser con agresividad. Una buena idea sería observarnos. Qué palabras utilizamos para poder hacer llegar un mensaje. Observo mucho (y a mi pesar, experimento a la vez) comentarios tales como:

Niño- tengo calor

Adulto- cómo vas a tener calor con el frío que hace. Es imposible.

Cuidado con este tipo de diálogo. Por favor. Sin quererlo estamos anulando sus sentimientos, no les estamos validando. Les hacemos dudar de sus propios sentimientos,les lanzamos el mensaje de que lo que siente, quiere o le gusta es erróneo, “está mal”. Y esto también se da entre adultos y adultos. Reflexionemos. Demos permiso al otro para sentir, para SER. No es ningún delito sentir diferente. En la cultura española se lanzan muchos mensajes así. Es una pena. Sin darnos cuenta mutilamos el “self”, la singularidad, la alegría y autoestima de niños y adultos. Todos nos merecemos ser a nuestra manera ( ese “sé tú mismo”) sin rechazo, sin desaprobación, sin sanción.

Con cariño y bondad nuestros hijos pueden crecer felices, sanos, más adaptados y ser unos adultos muy creativos.

Aqui incluyo un test para niños altamente sensibles realizado por Elaine Aron (si necesitas traducirlo, envíame tu petición en un comentario y lo haré con gusto).

http://hsperson.com/test/highly-sensitive-child-test/

A los tres años de edad de mi hijo se me presentan desafíos a diario. El más difícil en estos momentos es el de poner palabras a sus emociones. De no ser así, muy a menudo las emociones más duras se convierten en agresividad. Hay mucha emoción y poca razón en su “procesamiento de datos” y el nivel de furia y frustración se eleva a la máxima potencia.

Ser mamá Pas no me lo pone más fácil. Con tanta emoción a mi alrededor, con tanta alta demanda, con mi exagerado perfeccionismo como mamá y mi sentimiento de culpa por no haber actuado mejor para él…mis circuitos internos se saturan y estallo. A veces en sollozos a veces elevando mi tono de voz. Mi paciencia está limitada. Lo ideal sería percibir cuando estás a punto de saturarte, para saberlo. Para saber que en los próximos minutos se te hará más difícil la situación. Una vez que me percato de toda esa tensión…me calmo ( o lo intento). Entonces me permito que las cosas no salgan como yo espero. No desespero. Permito a mi hijo hacer las cosas que hacen los niños y no implantar mis ritmos. Le permito que llore todo lo que quiera, le consuelo, le permito que no se separe de mi lado si él lo necesita, que tan solo quiera jugar conmigo…le abrazo fuerte, a veces lloro, a veces sonrío…a veces nos reímos juntos (él tiene un fabuloso e inocente sentido del humor).

Algunos de los mensajes que podemos dar a nuestros niños para apreciar su singularidad y ayudarles a sentirse mejor podrían ser los siguientes:

“Tienes unos sentimientos únicos y verdaderos”

“Te expresas en una manera muy conectado/a  con tus sentimientos y eso está muy bien, te sirve para conocerte mejor”

“Eres muy consciente de cómo las otras personas se sienten”

“Sabes como te sientes y me hablas sobre ello”

“Puedes sentir lo que sientas y después seguir adelante”

“Puedes aprender a comprender los sentimientos y perspectivas de otras personas”

“La sensibilidad es una fortaleza y has sido elegido/a para tener este don”

2014-08-25 11.18.39

Se ha escrito mucho sobre lo que un hijo es para una madre. Y si, es el amor más infinito que puedes sentir, es más que tu vida, a pesar de las dificultades de la vida es quien te guía, te hace superarte, te hace conocerte mejor y aprender. Es una alegría con una dirección que ilumina mi sendero. Y vamos juntos.

 

L´amour

Hace unas semanas vengo rumiando un pensamiento. A menudo observo como se pretende encauzar la vida de una persona con el mismo final. Estoy pensando en la búsqueda de pareja.

Después de un tiempo de estar separada, una época muy condensada y difusa, he llegado a cierta deducción considerando la idea de que me siento mucho mejor sola. En libertad. Dado mi carácter introvertido y mi, muy a menudo, mortificante empatía.

Daydreaming-Wallpaper-daydreaming-34451447-1024-768

He hallado algunos comentarios de la Doctora Elaine Aron que me gustaría señalar acerca de sus investigaciones sobre los Pas y el amor:

Ella redacta que la media de las relaciones de parejas Pas son menos felices. Se debe a que nuestro sistema nervioso “pilla” o recoge muchas sutilezas y reflexionamos sobre ellas profundamente. Eso significa que tendemos a demandar más profundidad y sentido en nuestras relaciones para sentirnos más satisfechos. Vemos más los defectos de nuestras parejas,  las consecuencias de sus creencias y ésto puede resultar amenazante para la relación. En especial cuando comienzas a darte cuenta que tu pareja no va por la misma linea emocional que tú y que vuestros intereses son totalmente distintos (las diferencias pueden llegar a sentirse como inquietantes o peligrosas). Y la preocupación aumenta.

Debido a que “lo pillamos todo” somos más propensos a sobreestimularnos, agobiarnos, más rápidos a la hora de estresarnos, y todo esto afecta a nuestra relación íntima.

Necesitamos más momentos de respiro, de estar a solas y ésto puede hacer que nuestra pareja se sienta excluido.

Encontramos cosas agradables que no siempre podemos compartir con el resto. Ésto hace que nos sintamos incomprendidos por los demás y por nosotros mismos dando lugar a la aparición de problemas. También nos agobiamos mucho por las necesidades de los demás.

Por este motivo, la Doctora Elaine considera que un Pas es más feliz con otro Pas. Pues se entienden mutuamente.

El ambiente cultural es determinante y eso hace que muchos Pas se sientan menos deseables llevándoles a sentirse más inseguros. Según la Doctora Elaine, a las mujeres nos encanta tener amigos varones Pas pero para casarnos preferimos un no-Pas ( yo intuyo que es por la sensación de “seguridad” que recibimos, debido a que el ambiente no les afecta tanto, algo así como un refugio sólido). Mientras que ser sensible está bien visto en las mujeres, en los hombres no. Está salpicado de una tintura afeminada o de debilidad.

Ella apunta que dos personas( un Pas y no Pas) con caracteres opuestos, en un principio pueden sentirse muy atraídos ( por sus diferencias) y que se disuelve rápido cuando se cae en cierta familiaridad en el que se sienten profundamente desilusionados e incluso desdeñoso.

Asimismo los temperamentos similares pueden entrar en problemas porque es muy fácil caer en el aburrimiento ( esto especialmente en los Pas buscadores de sensaciones). En un principio es excitante conocer a alguien con tus mismas afinidades, pero con el tiempo se tiende a usar al otro como un santuario, más que como a una pareja con ganas de explorar nuevas experiencias. Normalmente suele darse en las parejas Pas con Pas.

_____________________________________________________________

Esto no significa necesariamente que todos los Pas estemos insatisfechos con las relaciones de pareja. Yo creo que Pas y no Pas necesitamos encontrar un camino donde poder entender nuestras necesidades, llevadas a cabo por conversaciones estimulantes.

Personalmente creo, por mi experiencia, que es difícil para nosotros, los Pas, ajustarnos al otro. Aquí no se trata de dar tu brazo a torcer, de “aguantar”, de ceder… hay ocasiones que no es fácil porque nuestra sensibilidad nos impide pasar por alto ciertas cosas. Y esto último no es negativo. Que nuestra sensibilidad nos impida ésto es porque hay en juego un pack de valores, de principios y eso mismo no lo podemos aceptar. Nos lanza un mensaje de quien somos en realidad.

Captamos sutilezas de los demás. Información del otro y muchas veces no nos gusta. Eso que no nos gusta nos pone en alerta, nos inquieta y no lo podemos consentir porque daña a nuestros principios. A veces nos lanzamos a conversarlo con nuestras parejas pero, irónicamente, puede que ellos no se hayan percatado de ello y no tengamos la respuesta que necesitamos. Eso puede llevarnos a una penetrante tristeza, desencanto o a almacenar mucha furia. Aparece la incomprensión.

El amor,la entrega y la dedicación hacia los demás es maravilloso. Como bien dice la doctora Elaine, “el mundo necesita amor. Y los Pas somos capaces de llevar ese amor a la luz”.

____________________________________________________

Ahora bien, el amor no solo se condensa en el amor de pareja. El amor es un sentimiento que llevas dentro y que entregas e incluso a tus plantas, a tus familiares, a tus hijos, a los animales, a las buenas acciones, a la gratitud.

No tengo porqué estar en pareja para dar y recibir amor. Y no tengo porqué convivir con alguien aunque esté enamorada. Por mi naturaleza sé que no puedo estandarizarme como la sociedad designa. El autoconocimiento de uno mismo es la llave de nuestro bienestar y es lo que da paso a que tu luz interior te guíe. Puede que mi estancia en La Tierra no sea la de disfrutar de una familia de ensueño como siempre idealicé cuando era más jovencita y a la cual me aferré como quien se aferra al único soplo de vida. Por lo que veo va en otra dirección, la de permitirme SER. Un “poder ser” sin miedo, sin restricciones, una apertura del alma mientras encuentro las herramientas para protegerla. Otra condición de amor.

No es decir que no crea en el amor de pareja. Es otro tipo de amor que se da y creo en ella. Y sostengo apasionadamente que pueda existir esa otra persona con la cual fluyas con ella en lo malo y lo bueno. Pero que en lo “malo” no te daña, sino que te acompaña.

Puede que nunca la conozcamos o puede que si.

Trabajar, entre el idealismo y la realidad

A la mayoría de las personas altamente sensibles el trabajo se nos antoja como una lucha, una obligación soberanamente forzada.

Ya desde bien pequeños nos preguntan qué queremos ser de mayor, como si tuviéramos que llegar a una etiqueta que nos definiera y no hubiera más en la vida. A mi me encantaría ofrecerle a mi hijo muchas respuestas a esa pregunta, pero sobre todo una de ellas: ser buena persona.

Nos resulta difícil encontrar un trabajo en el que encajemos por varias razones.

  • La alta competitividad
  • Las extenuantes horas que parecen no querer avanzar nunca (esta es la peor que llevo)
  • Un sueldo bajo en desnivel con las horas empleadas
  • Normalmente las empresas están enfocadas en un interés económico y no humanitario
  • Hoy en día pocos trabajos ofrecen a largo plazo cierta estabilidad ( el negocio de la crisis)

Para nosotros, Pas, el trabajo puede llegar a ser un quebradero de cabeza donde nunca ves un final placentero. Principalmente se torna muy difícil por nuestra naturaleza idealista. Queremos sentir que nuestro trabajo aporta algo positivo al mundo incluido las personas con las que trabajamos y para las que trabajamos. Plasmar a través del trabajo nuestra misión en la vida es a menudo nuestra “llamada”, una filosofía que no es compatible con el colectivo empresarial que cuidan más de sus intereses financieros.

Otro impedimento que hace más difícil el trabajo per se, es el entorno físico donde desempeñas tu trabajo. Nuestros sentidos fácilmente pueden verse muy estimulados, sobrecargados. Podemos captar la energía del lugar, las luces, la ventilación, el ruido, la higiene, las vistas, nuestra privacidad, el tráfico, sentirte controlado, el aburrimiento…todo esto puede llevarnos a ser incapaces de ofrecer lo mejor de nosotros.

Yo apuntaría mucho al ambiente emocional, qué calidad de compañeros de trabajo tienes. Aquellos con los que vas a pasar, quizás, agotadoras jornadas y gran parte de tu día. Puede que lo que estés realizando laboralmente no vaya a cambiar el mundo en positivo, ni que estés al timón de algo verdaderamente significativo…pero si la calidad de tus compañeros ( que nunca eliges) es positiva, tienes una gran motivación para ir al trabajo con cierta alegría. Recuerdo compañeros que llegaron a ser amigos entrañables. Esa naturaleza abierta y sociable que tenemos los Pas hace que sea muy importante tener buenas relaciones con nuestros camaradas.

Digo esto porque se estima que el 70-75% de los Pas son introvertidos, nuestra personalidad no siempre cabe en los ambientes de trabajo actuales donde enfocan duramente en proyectos y colaboraciones en grupo. Considerando que las personas altamente sensibles son sociables, este tipo de colectividad no será el mejor escenario donde un Pas saque a relucir su mejor trabajo y a menudo esto le puede llevar a un generalizado estrés.

Normalmente los Pas somos de hablar lo justo y somos bastante modestos .En mi caso me gusta pasar desapercibida. Esto hace que dejemos pasar promociones y posiciones, aunque nuestro desempeño y méritos sean buenos. Eso conlleva que en algún rinconcito de nosotros nos infravaloremos y no nos sintamos capaces.

Como ya mencioné antes, la mayoría de los Pas tenemos una naturaleza idealista. Nos encantaría realizar un trabajo que diera un sentido a nuestras vidas, un propósito. Un trabajo que contribuyera al mejoramiento del mundo. Trabajar en algo que no nos gusta, en un ambiente pésimo, puede conducirnos a una depresión y la actitud ” solo es trabajo” dista mucho de lo que sentimos que debería ser en realidad.

Lo que nosotros valoramos como éxito y un buen trabajo es diferente a lo que, en su gran mayoría, el resto del mundo opina. No solo nos gusta ser compensados económicamente ( necesario para tener cierta calidad de vida) pero muy a menudo ésto puede ser secundario si somos realmente apreciados y nuestro esfuerzo importa.

En una sociedad capitalista, ganar dinero, es la máxima de las intenciones y a menudo son los trabajos mejor pagados.Es lo más productivo para la empresa, pero muy a menudo está lejos de ser humanitaria o hacer a la gente feliz.

He leído varios artículos con los supuestos mejores trabajos que una persona altamente sensible puede desempeñar. En especial profesiones como el arte, la música y la actuación. Un Pas puede sentirse complacido y satisfecho con dichas profesiones pero llegar a ellas a menudo supone muchos contactos de por medio y cierta posición en la sociedad.

Hay trabajos muy gratificantes pero a menudo mal pagados donde es normal pasar apuros económicos  y eso conduce a un estrés más en nuestras vidas. Un ejemplo de ello para mi es la media jornada. Un horario laboral más llevadero donde des lo mejor de ti, puesto que no llegas a saturarte al máximo y puedes desconectar más fácilmente permitiéndote más tiempo libre. En mi caso tiempo sagrado para disponer de mi hijo.

Aqui hay algunos trabajos para ser considerados por un Pas (recopilación de artículos en inglés):

  • Profesiones relacionadas con la medicina
  • Profesiones relacionadas con animales
  • Profesiones relacionadas con la naturaleza (biólogo, botánico, jardinería)
  • Profesiones artísticas (actores, músicos, decorador de interiores, diseñador)
  • Profesiones relacionadas con la escritura (escritor, editor, guionista, blogger)
  • Oficios (carpintería, electricista, fontanería)
  • Granjero (trabajar en un rancho americano me resulta muy atractivo: animales-paisaje)
  • Agente de viajes
  • Tripulante de cabina de pasajeros ( para extrovertidos en especial)
  • Cartero
  • Bibliotecario
  • Masajista
  • Sector servicios

Y en especial: crear tu propia empresa. No todos los Pas son buenos candidatos para el autoempleo, pero por lo que leo, más de la media toman esta ruta porque sencillamente no encajan con el punto de vista convencional del trabajo actual.

Por si no te has parado a pensar cuáles son tus cualidades como Pas y qué puedes aportar en el mundo laboral aquí te dejo algunas:

  • Legal y dedicado
  • Somos muy independientes y necesitamos muy poca supervisión
  • Capaces de procesar toda la información profundamente y pensar sobre sus problemas y soluciones
  • Saber escuchar
  • Buenos orientadores
  • Organizados
  • Justos
  • Entusiastas ( si estamos motivados)
  • Sensibles a las necesidades y emociones de la gente que te rodea

Deberíamos poder evitar trabajos donde incluyen:

  • Una alta competencia
  • Altos riesgos
  • Estar constantemente controlado
  • Ambientes donde hay mucho ruido o con música de discoteca ( como en las tiendas de ropa)
  • El trabajo colectivo que conlleve enfrentamientos y por tanto quedarnos muy expuestos
  • Que no esté alineado con tus principios e intereses aunque ganes mucho dinero

Sé que todo esto en el mundo que nos rodea y en nuestras circunstancias personales puede llegar a sonar como una fantasía, imposible de materializarse. La realidad nos enseña varias cosas, entre ellas, que a menudo no es hasta la mediana edad donde te planteas tu trabajo y tu formación. Para lo que realmente vales y a lo que te gustaría dedicarte. Te preguntas por qué esa idea social del “éxito” a ti no te sienta tan bien y necesitas encontrar algo más significativo. Pero a cierta edad nuestras necesidades y responsabilidades también son otras. En muchos casos tenemos una familia que sacar adelante y deudas que cubrir. Y aunque tengamos muy claro en qué queremos enfocar nuestra vida profesional a veces ambas cosas se hacen incompatibles. Al final nos vemos empujados a desempeñar nuestro trabajo en lugares que no significan mucho para nosotros, pero que ofrecen otras situaciones que nos benefician como puede ser la cercanía entre tu residencia y el lugar de trabajo, horarios compatibles para poder conciliar una vida familiar ( en especial con los hijos), un buen o aceptable sueldo, comodidad, buen ambiente laboral…

Puedes intentar sentirte realizado fuera del trabajo, realizando actividades que tengan que ver con tu propósito personal en la vida, quizás algo de voluntariado o un hobby. Sé que no siempre es fácil para un Pas dedicar tiempo para uno mismo, debido a las largas horas de trabajo que uno emplea fuera, sé también que podemos llegar a saturarnos por no poder abarcarlo todo y no queda mucho de nosotros al final del día.

Si te diría que para un Pas ganar mucho dinero no es lo más importante ( aunque resulte necesario), en nuestro interior sabemos que para nosotros el éxito personal es aquel que te satisface y hace feliz. Porque sinceramente, un trabajo que te hace desdichado, afectará a todas las áreas de tu vida negativamente, mentalmente y físicamente, desde la mañana hasta la noche. Por eso es importante invertir en ti mismo y encontrar una profesión que te haga, al menos, medianamente feliz.

Suerte!

Las amistades

Resultado de imagen de amistad

Un tema complejo.

Todos tenemos en mayor o menor medida dificultades con nuestras amistades y con nuestras parejas, pero siendo altamente sensible es todo un desafío.

Elaine N. Aron, en una entrevista sobre su libro” The Highly Sensitive Person In Love” explica lo siguiente:

“Maybe we are afraid, have been hurt, and can’t forget it. Or we have trouble being known and appreciated for who we really are. Or we have trouble in relationships because of our different needs, so that we always feel ‘too much’ or ‘overly sensitive.’”

Quizás tenemos miedo, hemos sido heridos, y no podemos olvidarlo.O se convierte en un problema que nos conozcan y aprecien por quien somos realmente. O tenemos problemas en nuestras relaciones debido a tener necesidades diferentes, por lo tanto siempre sentimos “demasiado” o “excesivamente sensibles”.

Sencillamente sentimos más profundamente. Reaccionamos más emocionalmente. Vemos cosas de una manera que otras personas no ven.

Todo el tema de la amistad parece más difícil para los Pas que para la mayoría de las personas. Los Pas y no Pas a menudo interpretan y experimentan la misma situación de una manera muy diferente. Debido a eso, los asuntillos que surgen en cualquier relación pueden llegar a complicarse por la confusión que nace, aunque ambas personas tengan la mejor de las intenciones.

Un 15- 20% de la población son Pas, es decir, que nuestras relaciones serán mayores con aquellos que no lo son. Y eso puede llegar a resultar muy a menudo en un ” aquí no quepo”. Desarrollando un profundo sentimiento de soledad y de incomprensión.

Leo mucho en artículos de habla inglesa “struggle with friendships and relationships”, la lucha, el esfuerzo con las amistades y con las relaciones de pareja.  “Why is it so hard for me to make and keep friends, when it seems so easy for everyone else?, ¿por qué resulta tan duro hacer y mantener amigos, cuando parece tan fácil para los demás?

A veces empezamos una amistad muy ilusionados pero que desaparece o se difumina muy rápido. Veamos sus posibles razones.

1- Personalmente creo que a veces creamos expectativas totalmente disparejas o incompatibles hacia el otro. Por lo que leo y por mi experiencia he aprendido que los Pas tendemos a ser bastante profundos y a su vez muy intensos. Las conversaciones superficiales, banales, insustanciales nos aburren, nos vacían. Prefiriríamos tener conversaciones más profundas, ir más allá…sobre el significado de la vida, el por qué de las cosas, las posibles soluciones para crear una situación mejor, los sentimientos que nacen de según qué cosas, etc…El deseo de explorar en la profundidad y nuestra intensidad puede hacer que para el otro sea algo chocante o poco amable si él/ella desea un costo menos intimidatorio, donde no tenga que exponerse demasiado.

2- También puede ocurrir que en un principio los no Pas puedan llegar a sentirse atraídos por la profundidad e intensidad de los Pas y crearse cierta conexión ( es algo bonito para los Pas sentir que alguien se interesa por nosotros, afecta a nuestra autoestima positivamente). Pero mientras nosotros seguimos con nuestra intensidad puede que para el no Pas la novedad haya desparecido y prefieren volver a su manera de interactuar más “normal”. Quizás se sientan cansados y quieran vivir todo con más calma.

3- Hay otro factor que contribuye a que los Pas tengamos más dificultades en mantener ciertas amistades. En inglés lo llaman “soft boundaries” ( límites blandos, sumisos). La mayoría de los Pas sabemos escuchar con compasión y cierta empatía. Muchas personas tienden a contarnos sus preocupaciones sin apenas conocerles. Esto hace que nos sintamos responsables acerca de sus vidas, enganchados a sus dramas. Esos límites ” tan blanditos” se vuelven en un problema cuando sabemos que deberíamos dejar la relación y no logramos desconectar por ciertas razones…en especial por tener un deseo casi compulsivo de “rescatar” a los demás de sus vidas. Casi convirtiéndonos en sus terapeutas. Hay, diría yo, cierto gusto y un auténtico sentido en ayudar a los demás. Pero cuando somos nosotros los que nos vemos sumergidos en ciertos asuntos, no sentimos la misma reciprocidad. Sentimos que hemos hecho todo el trabajo nosotros y que el otro no está de la misma manera para nosotros, quizás ni se deje ver aunque intuyamos que es buena persona ( aquí de nuevo lo de las expectativas incompatibles). En esta circunstancia, tendremos que valorar el estudiar la situación y ver si queremos continuar con esa amistad. Si nos sentimos consumidos, la respuesta puede que sea… no.

 

4- Los Pas somos seres sociables, aunque a veces choque con nuestra necesidad de retirarnos y pasar tiempo a solas. Necesitamos relacionarnos. Personalmente cuando paso un cierto tiempo sin expresarme ( ya sea conversando o simplemente escuchando una conversación interesante) experimento un profundo vacío, una tristeza que va restando mi alegría. Es lo mismo con aquellas conversaciones superficiales o de protocolo. Parecen restar. Aunque a veces  esas “inservibles charlas” sirvan como una herramienta para crear una conexión especial con alguien y que en ese sentido estemos dispuestos a permitírnoslo hasta cierto grado, a los Pas nos cansan y decidimos desligarnos, liberarnos de ellas.

Cuando trabajé en el aeropuerto me encontré con personas que hablaban sobre su viaje, sus hijos, sus padres, esposos, sus preocupaciones y sus alegrías…toda clase de cosas. Me interesaba mucho por ellos, siempre pude compartir su alegría o su dolor, incluso por un momento, unos minutos…era una breve conexión humana que me hacia sentir no solo conectada hacia lo terrenal sino a algo más espiritual.

5- Yo diría que empezar una amistad no es tanto un problema para nosotros sino mantenerla. Aquí es donde nuestras expectativas ( basadas en la profundidad) suben a la superficie. Los Pas solemos ser muy idealistas y cuando conocemos a alguien interesante ( en un principio) nos da un subidón. Al ser muy profundos y más conscientes, enseguida nos damos cuenta de aquello que para nosotros no nos gusta del otro. Algo que nos resulta un tanto deshonesto, un tanto exigente por parte del otro; algo que no encaja mucho con nosotros, con nuestro nivel de civismo, de justicia o de experimentar la vida…hace que nos desencantemos de esa persona y nos sentimos incómodos. Deja de ser ese amigo o conocido “tan perfecto”. Nos topamos con la realidad y sentimos cierta duda, antipatía, discordia, aversión. Incluso inseguridad. Podemos llegar a sobrecargarnos incluso con amigos Pas. Algunos Pas hacen que sus necesidades especiales se tornen en una demanda muy rígida para el otro y ésto puede llegar a cargar, saturar muchísimo. Lo mejor de ser Pas y además empática es que al conocer el verdadero origen de tal reacción hace que sienta una manifiesta compasión hacia ellos o al menos, cierta tranquilidad.

Debemos recordar el significado de nuestra relación y ser especialmente cuidadosos en no terminarla por razones incorrectas. En algunas ocasiones algunos Pas responden “dejando caer” (suddenly dropping people) la amistad hasta que se evapora. Preguntas como “¿estoy distanciándome de la relación porque nuestras diferencias son irreconciliables? ¿O será que me siento tan saturada que cualquier cosa que viene de esta amistad se siente como un gran problema?

Considero que, por mi bagaje, demasiada sinceridad puede llegar a resultar casi una ofensa hacia el otro y mostrarse dolido. Y viceversa, escuchando lo que una amistad piensa de nosotros en determinadas situaciones ( y que no nos esperamos) puede manifestarse con mucho dolor. Y nos hace sentir que esa amistad no está de nuestro lado. En especial si caemos en el sentimiento de “no gustar” al otro. Creo que los Pas no podemos expresarnos sino es siendo honestos y poniendo la verdad por delante, al menos yo lo siento como un deber, una lealtad que me nace hacia el mundo. Pero si que en ocasiones caigo presa del dilema que entraña en decir la verdad de lo que yo estoy sintiendo o esforzarme en dejarlo pasar. A menudo conlleva a una fisura en la relación innecesariamente. Buscar las palabras adecuadas, estudiar bien cómo decirlo y darnos una pausa para cerciorarnos de nuestra intención y de la respuesta del otro…quizá sería lo más conveniente. Porque nunca sabemos que botón pulsamos en el otro cuando hablamos de sentimientos y vicerversa.

 

Las buenas amistades son como un tesoro muy valioso y requiere algo de esfuerzo mantenerlas. Y esto es algo que debemos recordarnos los Pas muy a menudo. Porque nos saturamos mucho antes. Porque nuestro nivel de empatía requiere también un espacio para nosotros donde poder vaciarnos de las emociones de los demás. Ya que las vivimos como si fueran nuestras. Y necesitamos mantenernos a flote para llegar a ser algo más objetivos y estar más receptivos. Así podremos darnos más y emplear nuestra intuición y pensamiento en ayudar a los demás.

Particularmente creo que nosotros los Pas  buscamos relaciones que estén tan abiertas que las dos almas puedan llegar a tocarse la una a la otra. Creo que no podemos estar satisfechos ni felices en otro tipo de relación. Sin ese contacto a un nivel más espiritual, nos sentiremos vacíos y solos.

Depende de ti decidir cuánto esfuerzo y dolor vas a emplear en aprender la verdadera naturaleza del otro.

Resultado de imagen de amistad

Nuestra zona de confort

Resultado de imagen de cuadros de monet

¿Estás en tu zona de confort porque te sientes “en casa”, o porque tienes miedo de salir fuera y te escondes?

Personalmente creo que mi zona de confort es una parte esencial y necesaria para mi bienestar. Hay partes de mi vida que considero sagradas. Necesarias. Porque me nutren, me crecen, me renuevan, me hacen tomar contacto con lo verdaderamente importante para mi y con mis sentimientos. Es una vuelta al hogar, a mi interior, sin restricciones. La vuelta a casa después de un día algo difícil o no tan difícil me relaja. Es como si pudiera soltar toda esa tensión que provocan tantos estímulos de lo que veo, escucho y siento del mundo.

Permanecer tumbada en la cama con mi niño, hablando de las cosas que nos han pasado a lo largo del día como los coches amarillos que hemos visto pasar ( coche amarillo-favorito de mi hijo), el helado que nos hemos comido, los gatos y perros que hemos visto a lo largo del día, los encuentros con amigos, vecinos…las conversaciones…hacen que recupere una balanza.

De hecho, Elaine Aron da nombre a su newsletter para Pas “The Comfort Zone”:

http://hsperson.com/comfort-zone/email-newsletters/

En algunas ocasiones la zona de confort tiene connotaciones de apatía. De aquellas personas que no parecen cuidarse mucho y no hacen mucho por mejorarse.

Normalmente escuchamos que debemos salir de nuestra zona de confort para mejorarnos y desarrollarnos como personas.

Yo creo que existe una balanza en todo ello. Admito que caer en un complaciente, patético y aburrido estupor no es nada bueno. Para Pas y no Pas. Pero creo que puedes encontrar cierta alegría y satisfacción dentro de tu zona de confort…en una manera sana y balanceada. Conocerse a si mismo y “trabajarse” es necesario para elaborar una zona de confort que quepa con quien eres y te haga feliz. Quizás la clave está en hacer de tu zona de confort algo activo, algo que te de vida, entusiasmo, como bien dije antes, que te haga crecer a la vez. Y no un lugar que sirva para esconderte pasivamente del mundo y donde te sea más fácil permanecer. ¿Qué pasa si tú necesitas ir a algún lugar? ¿si tu interior te empuja a realizar algo más en tu vida? Si tu zona de confort te paraliza entonces trabaja tus miedos, ¿qué es lo que te para? ¿Qué te asusta? ¿La falta de control? ¿No tener nada previsto y sentir que no estás preparado para lo que vaya a acontecer en tu vida?¿Cómo vas a reaccionar? ¿Cómo se supone que debes reaccionar y cómo sientes que quieres hacerlo? ¿Te comparas con los no Pas? ¿Solo quieres momentos de bienestar, que no alteren tus emociones? ¿Adaptarte a lo de fuera supone un gran esfuerzo para ti porque necesitas más tiempo para pensar, digerir lo ocurrido, tomar decisiones y pareciera que tienes que hacerlo en un tiempo récord?¿Qué sucede si cometes un error y te expones a la opinión de los demás?…muchas preguntas como éstas quizás estén paralizándote e impidiendo que vivas tu vida como tú quisieras o como te gustaría probar. Por eso el énfasis en conocerte a ti mismo.

Los Pas tenemos zonas de confort diferentes a los no Pas. Las necesitamos porque solemos no llevarnos muy bien con la realidad. Tendemos a poner límites entre nuestro mundo y el de fuera. ¿Por qué? porque si no nos protegemos, si no ponemos unos límites, podemos provocar mucha ansiedad a nuestro organismo viviendo en un mundo más tradicional. Recibimos más estímulos sensoriales de lo que un no pas lo hace. Acumulamos más información y nos cansamos antes, por eso necesitamos un lugar propio donde descansar, dormir, permanecer solos por un par de horas ya sea paseando o mirando un paisaje… porque procesar toda esa información cuesta energía y tiempo. De ahí que dormir más y mejor no sea una opción sino casi un requisito para estar bien. Es mientras dormimos cuando la mente desconecta del todo y vuelve a generar más vitalidad y concentración.

Cuando nos saturamos y no sentimos nuestra mente “limpia” podemos llegar a sentir nuestro sistema nervioso alterado, estamos de peor humor, más torpes y aún más sensibles a los estímulos, como a flor de piel. A menudo sobrepasamos nuestros límites sin enterarnos, hasta que físicamente se convierten en un problema o nuestro humor empeora y nos volvemos muy pesimistas. Es importante observar las señales de tu cuerpo. Y muy importante no compararse con los no Pas. Aunque parezca que ellos estén dotados de poderes y que tu estilo de vida les pueda parecer aburrido o exagerado, intenta que te afecte lo mínimo posible. Ahora ya sabes por qué es así y no necesitas justificarte ante nadie. Piensa que muchos necesitamos nuestros propios recursos y/o nuestra zona de confort para mantenernos bien. Y no eres el único.

También puedes adquirir ciertas habilidades para el mundo que nos espera fuera y así podrás soltarte con más seguridad de tu zona de confort cuando sea necesario. Dependiendo de cómo te sientas podrás escoger tus batallas. No tienes que evitar siempre ir a comer a un restaurante o llegar más tarde a casa de lo previsto un día o que mi niño se salga de sus horarios por un día y nos acostemos casi a las doce…Pero en los días más sensibles, en los días que llevar tu rutina y entrar en tu zona de confort  sea necesario… entonces hazlo. Entra y disfrútala.

Una frase del libro  The Untethered Soul: The Journey Beyond Yourself by Michael Singer, dice así:

“It made me realize that I can’t expect to build a world around myself that fits exactly into what I think are my need”

“Me hizo darme cuenta que no puedo esperar construir un mundo a mi alrededor que quepa exactamente con lo que yo creo que son mis necesidades”

Porque no hay manera de hacer el mundo como queremos que sea. Solo te desilusionará y hará que pierdas mucha energía. No es decir que nos conformemos. Mi intención es hacerte ver que ese choque que tenemos con la realidad, el modo en que experimentamos el mundo y nuestras propias vivencias…es lo que hace muchas veces que nos sintamos asustados, depresivos, malhumorados. Y a su vez nos acomodamos más en nuestra zona de confort por miedo al mundo.

Una vez un amigo me dijo: “ni lo bueno es tan bueno, ni lo malo es tan malo” siempre puede ser peor o mejor. Esta frase no siempre se cumple conmigo pero en ocasiones me hace tomar perspectiva y me hace reconocer que no todo es tan rígido. Al perder cierto dramatismo me relajo y me animo para hacer cosas diferentes e interesantes.

Saber diferenciar entre la zona de confort que te nutre y la zona de confort que te perjudica es un gran paso para tu crecimiento personal.

Las palabras, las críticas, los juicios, la desaprobación…

Resultado de imagen de palabras

Según qué tipo de palabras, nos molestan más o menos. Aquellas que nos evocan algo feo, desagradable, ofensivo,vulgar, doloroso…por ejemplo. En algunas culturas más que en otras. Hay culturas donde las expresiones son más fuertes. Se lanzan sin anestesia. Y aunque no son dichas con intención de dañar, a los Pas y mucho más a los empáticos  nos afecta ese “al pie de la letra”. El significado en si de cada palabra. Expresiones muy crueles, fuera del contexto en el que vivimos. Doloroso porque sentimos cada una de esas palabras (empáticos), que se meten en nuestros oídos como el llanto de un bebé.

Algunas pintadas en las calles con palabras  hirientes e insultos realmente me ofenden. ¿Por qué está creado con ese fin? Se obtiene un “daño” de alguien que no conocemos.

Resultado de imagen de palabras

Para mi, la base de la escala de mis valores siempre fue el RESPETO y la educación. A veces escucho a familiares y amigos hablarse sin respeto. Sin límites. Con reproches. Con críticas. Con desaprobación. Algo que molesta por no ser afín a nosotros y eso mismo se castiga. Así te lo hacen saber. Producto del egocentrismo extremo en el que se vive.

Los Pas reaccionamos muy intensamente a la crítica. Existe también un sentimiento de vergüenza. Incluso a algunos animales les sucede también.

La reacción a la crítica es posiblemente triplicada en los Pas, según señalados estudios  (Aron, Aron, & Davies, 2006,Personality and Social Psychology Bulletin, 31, 181-197, Study 4) .

Se hace más doloroso cuando la crítica viene de un amigo o una pareja, porque a menudo puede ser verdad o poseé algunos toques de verdad. Y esto va al corazón de quién somos. Porque cuando la crítica viene a nosotros reaccionamos en una manera emocional y muy poco racional.

Muy a menudo necesitamos un tiempo para digerir dicha información de tal manera que podamos explorarnos más profundamente.

Los Pas tendemos mucho a complacer a los demás para evitar la crítica y ésto hace que la comunicación no sea tan auténtica. Negamos nuestras necesidades y de esa manera obtenemos menos ayuda de los demás. Así comenzamos a sentirnos víctimas, mártires, resentidos y en algunos casos agresivos-pasivos. Nada bonito. Por eso he querido señalar en mis publicaciones que no debemos santificar este rasgo. Porque mal encaminado puede llegar a ser muy destructivo. No solo para aquellos Pas que se manifiestan así, sino para los de su alrededor igualmente. Los Pas tenemos un sentido de la justicia muy alto. Solemos diferenciar entre lo que es correcto y lo que no lo es. Pero un mala perspectiva y un sentido de la justicia mal llevado por parte de algunos Pas, puede llegar a una cruel exigencia hacia los demás.

Resultado de imagen de critica

En otra vertiente existen aquellos Pas que han sido duramente criticados con una pésima infancia y una penosa influencia familiar. Ellos pueden desarrolar un tipo de dosorden, Posttraumatic Stress Disorder. De ese modo intentan evitar la crítica (muy a menudo complaciendo), tienen más pesadillas y desarrollan de una manera crónica cierta agitación interna. Eso les hace perder más confianza en si mismos. Evitando la crítica nos coloca por debajo de otros ( en especial si tiendes a complacer), te haces valer menos de lo que eres verdaderamente. Sueles permanecer fuera de las relaciones para no dar pie a los demás a que vean tus “fallos”, convertirte en una persona ” a la defensiva” y normalmente esto aleja más a los demás de ti.

A veces sin saberlo la crítica puede llevarnos a una depresión. El enfado hacia los demás y el sentir que no eres suficientemente bueno, hace que te autocritiques más a ti mismo.

A veces parece existir solo dos malas opciones: exponerte a la crítica y quedarte traumatizado o decirte a ti mismo que mejor no decir nada y así no te expones.

Esto representa a su vez, que estamos muy influidos por el feedback (comentario, retroalimentación) que recibimos.Esto hace que nosotros seamos más emocionales. La emoción motiva a la acción. Reaccionamos más intensamente cuando algo nos llega al corazón.

Los feedbacks positivos ayudan a que la crítica sea más llevadera también.Es el mejor método para cualquier relación. Exponer lo que consideramos como algo negativo y a su vez exponer tres comentarios positivos (John Gottman’s research )

Sobra decir que hay cosas que no están bien. Y que todos elaboramos nuestros propios juicios. A mi hay cosas que me exasperan. Ciertas tradiciones, ciertas conductas me ponen frenética. No soy ninguna santa. Siento rabia y dolor también. Pero hay que saber actuar desde la sabiduría. Hablar de cómo nos sentimos hacia ciertos comportamientos con respeto, mejor que apuntar con el dedo. Y aún así no lograremos “ese cambio” tan deseado que los Pas ansiamos. Creemos que podemos cambiar el mundo y a las personas. Pero lo mejor que podemos hacer es ser honestos y expresar qué sentimientos y sensaciones nos provocan ciertas actuaciones. Sin esperar nada positivo a cambio.

Emplear nuestro tiempo a la crítica y al reproche nos desgasta, nos vacía. Cuando algo no está bien en nuestras vidas una retirada a tiempo es lo más inteligente. Es lo más respetuoso que he encontrado. Si después de muchos intentos la negatividad nos absorbe, distanciarse se manifiesta como lo más saludable.

Sé que muchas veces nos cuesta “olvidar” y pasar por alto ciertas actitudes y acontecimientos. Muchas veces no queremos dejarlo ir y volver “a estar normal”. Porque lo que ha sucedido nos importa mucho. Y solo dejamos ir lo que no nos importa en realidad. A veces me parece que todo importa y por eso todo duele (palabras de una Pas escritora).

Para terminar os dejo unas palabras que encontré en un artículo en relación a lo que expongo aqui. Espero que ésto último os sepa bonito.

The way we perceive things in our own heads will seem worse than they are

El modo en que percibimos las cosas en nuestras propias mentes parecen peor de lo que ellas son en realidad.

Stop Focussing On The Negative  – Para de enfocar en lo negativo
Accept You Can’t Please Everyone  – Acepta que no puedes complacer a todos
Refocus on Your Way  – Reenfoca en tu camino
Don’t Respond Like for Like-  No respondas para gustar
Don’t Become Negative and Critical-  No te conviertas en negativo y crítico

Resultado de imagen de critica

Empatía

2014-12-27 10.54.56

Soy Pas y empática.

No todos los Pas son empáticos. Solo algunos.

Cuando hablo aquí de empatía, no hablo de ver a alguien triste y/o con dolor y reconocer esos sentimientos en el otro. Eso es simpatizar. Lo hacemos a través de la razón. Y eso está muy bien también. Eso es algo que se aprende y que todos podemos hacerlo. Pas y no Pas.

La empatía emocional es cuando vives las emociones del otro, los humores, cuando sientes la energía de un lugar y  de las personas. Cuando sientes que alguien no es buena persona o que por el contrario, despide mucha luz y es una compañía excelente para ti.

Nuestra aura es muy porosa. Todo nos llega en una manera muy directa. Si no sabes que eres un ser empático puede que estés sintiendo las emociones de las personas que están a tu lado como algo tuyo. Lo importante es saber reconocer tus emociones propias y las  de las demás. Distinguirlas.

Protegerse. Ese es nuestro trabajo que se manifiesta en su mayoría como un desafío. No es fácil vivir alejados de todos y convivir tan solo con aquellas personas que por sus características nos hacen bien. Algunas personas que resultan perjudiciales (sicológicamente y físicamente) pueden ser familiares cercanos o compañeros de trabajo.

Es importante conocerte a ti mismo y saber qué necesitas para drenar, vaciar esa energía que te traspasa y que te oscurece, te hace sentir más pesada. Una vez escuché a un Pas-empático decir: “me siento como el basurero”

Es una verdadera tristeza que estos rasgos de personalidad tan importantes no se conozcan en su esencia en España y otros países latinos.

Mi alta sensibilidad y mi empatía significaron para mí un auténtico castigo a lo largo de mi vida, cuando aún no sabía las cualidades con las que venía al mundo.

Al entrar todo en mí, sin llamar a la puerta primero, me creó mucha ansiedad. Ansiedad por no saber manejar mis propios límites y algo muy sencillo como “esto viene de fuera, tranquila”. Esto me lleva a ser alguien muy “impactable” y vulnerable. De sopetón tengo que digerir energías muy feas. No solo sentirlas sino razonarlas. De dónde vienen y qué son. Y lleva un tiempo.

La belleza, abrumador.

Lo bueno, porque lo hay, es cuando sientes la belleza de la vida en su esplendor. He llegado a sentir luz saliendo de la piel de algunas personas. Me he topado con muy poquitas, pero era algo maravilloso. Tengo la suerte de tener a un vecino con esa luz. Y cuando, afortunadamente, se acerca para hablar conmigo mis labios sonríen y disfruto de todo lo que siento en ese momento. Qué belleza!

Y si, las flores. Qué perfección, qué exactitud. Para mí, no hay nada tan perfecto. Ciertos paisajes creados por la naturaleza me “alucinan”. Algunas veces caigo en un estado de exaltación, de no poder contener tanto entusiasmo. Llevándome a un “crash” (un choque emocional); es un “no puedo más”. Una necesidad de mirar hacia otro lado para volver a mí, para ganar balanza de nuevo. Es importante reconocer que no puedes absorberlo todo, cada simple detalle que tú ves. Debes apreciarlo por lo que es y dejarlo ir.

Una vez escuché: “qué privilegiada soy de poder experimentar la belleza de una manera tan intensa. Tan intensa que hiere a veces, pero hey; para mí es un pequeño precio que pagar”.

Una vez colaboré en una divulgación online sobre la sensibilidad y argumenté lo siguiente:

2014-07-15 21.52.15

“Looking at my son I feel so fulfilled of beauty and love, that it´s like I need to take off my gaze for some seconds. All this beauty ( I feel blessed about this Supreme feeling) is so huge that doesn´t fit in myself and I feel overwhelmed. So I need to turn down the intensity of this feeling because I also feel very nervous at the same time. It always happens looking at the sky, nature, landscape, flowers ( they are awesome), a nice skin of someone, smelling sweet cakes or bread baked and a large etc.”

Traducido:

“Mirando a mi hijo me siento tan llena de belleza y amor, que necesito mirar hacia otro lado por algunos segundos. Toda esta belleza (me siento bendecida por este sentimiento supremo) es tan grande que no cabe en mí y me siento abrumada. Así que necesito bajar la intensidad de este sentimiento porque a la vez me siento muy nerviosa. Siempre me sucede mirando al cielo, a la naturaleza, a un paisaje, a las flores (ellas son maravillosas), a una piel bonita de alguien, al olor de los pasteles o al pan recién horneado, con una lectura interesante y un largo etcétera.

En un nuevo estudio publicado en Brain and Behavior, la Dra. Aron y sus compañeros de la Universidad de California, Albert Einstein College de Medicina, y Monmouth University, encontraron que en una imagen de resonancia magnética (fMRI) del cerebro, nos da pruebas evidentes que la alta sensibilidad y la empatía responde fuertemente a las imágenes emocionales. Encontraron que las áreas del cerebro están involucradas con la conciencia y las emociones, particularmente a aquellas áreas que conectan con la empatía, en Pas se muestra más alto flujo de sangre en las áreas del cerebro que son comparadas con las personas con una sensibilidad más baja durante los veinte segundos que ellos vieron las fotos- explica la Dra. Aron.

Esto es una prueba evidente de que el cerebro de las personas con alta sensibilidad responden especialmente fuerte a situaciones sociales, como un disparador emocional, como por ejemplo al ver caras felices o tristes.

También se incluyen las conocidas “neuronas espejos”, un área fuertemente asociada con las respuestas empáticas así como la conciencia, procesamiento de la información sensorial y plan de acción. El Dr. Aron (su esposo) cree que los resultados aportan más pruebas de que los Pas generalmente están altamente más sincronizados con su ambiente. Él dice que los nuevos descubrimientos vía el fMRI aportan evidencias que especialmente niveles altos de conciencia y respuesta emocional son fundamentalmente rasgos de humanos caracterizados como Pas.

Estos estudios fueron conducidos por Bianca Acevedo, PhD, de la Universidad de California, Santa Barbara, en colaboración con el Dr, Arthur Aron y Dra. Elaine Aron.

No es fácil ser Pas y además tener tan alto de nivel empatía. Hoy en día, a no ser que tu economía te lo permita y tu suerte, no puedes elegir en qué entornos rodearte para tener cierto bienestar. Una vez que sales a la calle lo encuentras todo: cielo, árboles, pájaros cantando, el ruido de los coches, las flores, la suciedad de las calles, las malas caras, las buenas, las sensaciones etéreas, los olores, las buenas energías, las malas, las que se ven, las que no se ven…es un sin final. Es debido a ello que se aconseja tener un lugar que sea para ti un cobijo, como un santuario, donde puedas neutralizar las energías, renovarlas, positivarte de alguna manera. También puede ser un paseo por la naturaleza o si tienes suerte la compañía de un ser que para ti es especial, persona o animal.

Me trae recuerdos de mi estancia en EEUU a mis veinte años. Afincada en Philadelphia, en mitad de la naturaleza. Donde las ardillas, los ciervos y las luciérnagas eran los animales más comunes y unos seres maravillosos. Rodeada de vegetación, árboles, lagos, olores…gente fantástica, un paraíso en el que tuve la suerte de vivir y que ahora recuerdo con una sonrisa. Qué belleza. No creo que nunca haya estado en un nivel de mi ser tan altamente positivo. Era como dejar salir mi esencia más pura, lo que soy verdaderamente.

2014-08-05 16.23.07

Aquí lo dejo por hoy, con ésta última evocación de lo que fue por un tiempo mi paraíso particular.

Pas buscador de sensaciones

High sensasion seeker HSP

blog fotos patín

Así se denomina en inglés al Pas “buscador de sensaciones”. Son extrovertidos, si. Por su carácter abierto y social que poseen. Buscan actividades que les permite cierta excitación física y mental. No es que todos quieran hacer puenting o descender en piragua. Pueden ser cosas como buscar nuevas experiencias, nuevas actividades que hacer, un cambio en su vida, un viaje.

Experimentan un fuerte deseo a “la novedad” como una necesidad de satisfacerse a nivel intelectual, emocional, mental y físico. Disfrutan de la novedad, de las buenas cosas, del placer, sin poner en peligro sus vidas. Algunos eligen deportes de alto riesgo pero lo hacen de forma segura, en una manera muy concienciada y estudiada previamente.

El lado más difícil de tener esta combinación es quizás, estar en constante conflicto con uno mismo. La indecisión. Debido a que nuestra sociedad aplaude más la competitividad y la toma de riesgos, normalmente el lado del Pas “buscador de sensaciones” gana frente al lado más Pas donde a nuestra cultura le cuesta más ceder.

Dicen que la combinación de Pas y “buscador de sensaciones” es la mejor conexión. Una mezcla de explorador, de querer satisfacer nuestra curiosidad, de experimentar otros conocimientos y percepciones, hace tu vida más interesante y llena de aventuras.

Y si. Necesitan retirarse, estar a solas por un tiempo puesto que tanta actividad les satura. Reaccionan a todos los estímulos en la misma manera que lo harían los demás rasgos. No dejan de ser altamente sensibles a su entorno. Una vez leí que siendo Pas “buscador de sensaciones” añade una alegría más a tu vida. Te hace participar de experiencias que enriquecen tu vida en una manera más cautelosa.

Normalmente me aburro con ciertas rutinas, me voy apagando, aunque algunas son muy necesarias en m vida. Y si, me encanta “algo nuevo” en mi vida. A veces experimento una contradicción entre el deseo de querer hacer algo y poner el freno sopesando las adversidades. Esto puede llegar a ser bastante frustrante. Es un continuo querer acelerar y frenar al mismo tiempo. Tendemos bastante a querer calcularlo todo para no fallar ( y con un hijo ese cálculo se triplica). Porque la perfección en el éxito es algo que nos sabe muy bien a los Pas.

Particularmente, y por lo que voy observando a lo largo de mi vida, he ido oscilando entre varias escalas. Pero en momentos clave de mi vida uno predomina por encima de los demás.A mis veinte años puedo confirmar que era totalmente Pas “buscadora de sensaciones”. Me lanzaba al mundo, a lo que fuera…eso si, con paracaídas. A viajar, a conocer  gente, a vivir en lugares distintos, a probar comidas diferentes, a noches de fiesta…

Muy lejos está todo eso ahora. Creo que las situaciones personales, las vivencias individuales, la edad y/o las sacudidas de la vida te inclinan, te acomodan o te sitúan más en un rasgo que en otro (introvertido, extrovertido, buscador de sensaciones y/o empático).

Ser altamente sensible es algo que se acentúa más con la edad. No se deja de ser más sensible por ser más sabio o más añoso. Es algo que con el paso del tiempo se siente más. No es algo que tiene que ser “arreglado” o “curado”, no sufrimos de “ser altamente sensible”, no se trata de dar pena ni sentirnos mártires. No se trata de santificar o victimizar nuestro rasgo. No todos los Pas son unos santos. En verdad, he conocido a varios que por no saber manejar adecuadamente sus emociones pueden albergar mucho resentimiento y ser un tanto “retorcidos” e incluso  “despiadados” ( por sumergirse en su sentir de una manera egocéntrica, por su sentido de “lo que no es justo”)  en su manera de actuar.

Es tan solo una manera diferente de ser. De vivir desde el mundo de las emociones. Y somos varios.